En ocasiones los proyectos se asemejan a sistemas orgánicos con capacidad de respuesta, son como pequeñas criaturas autónomas. Disfrutamos muchas sensaciones gracias a nuestros proyectos, pero bueno... "Emociones... aventuras... no es lo que anhela un jedi". Fantasear con que nuestros proyectos son "seres vivos", que nacen, crecen, incluso mueren, hacen que los vivamos más intensamente (para lo bueno, y para lo malo).

Sumamos ya unos cuantos proyectos y, como se suele decir, cada uno ha sido diferente y con cada uno hemos aprendido mucho. En Investic hemos ofrecido nuestra pasión por el Software Libre para realizar cada uno de estos proyectos.