Los archivos .doc son documentos generados con una aplicación propietaria. Cuando se envían archivos con esta extensión no sólo estamos obligando al receptor del programa a disponer de esa aplicación (y a pagar por ella), sino que estamos generalizando el uso de una aplicación que es propiedad de una empresa y en consecuencia trabajamos en base a los criterios de entidades privades.